Síndrome del nido vacío: El problema que afecta a Karen Doggenweiler

La animadora de Mucho Gusto habló sobre la soledad que siente por el síndrome del nido vacío. ¿De qué se trata esta condición?

Lo más leído

Te puede interesar

La semana pasada, José Antonio Neme sorprendió al contar que su compañera Karen Doggenweiler está pasando por un difícil momento por el llamado síndrome del Nido Vacío. ¿De qué se trata esta condición?

Todo comenzó cuando Doggenweiler estaba en un móvil desde una pista de patinaje y Neme comenzó a hablar sobre su partner: “Voy a contar algo personal, porque la Karen no lo va a decir ella, pero ella ha pasado estos meses por momentos bien complejos como mamá”.

“Ella está viviendo el síndrome del nido vacío, (…) sus hijas se fueron, la mayor se fue a vivir sola, la menor decidió quedarse en Europa y no lo ha pasado tan bien”, desclasificó el animador.

Karen reconoció que su hija menor “tenía pensado ir a estudiar a fuera, pero eso se adelantó. Ella se fue en enero y no volvió más. Me alegro por ella, porque está feliz y contenta, pero para mí ha sido tremendo”. 

Karen Doggenweiler habló sobre su soledad
Karen Doggenweiler habló sobre su soledad

Tras esta confesión, varios televidentes se preguntaron sobre este síndrome y sus características y en Hoy Noticias te lo explicamos.

¿Qué es el síndrome del nido vacío?

El síndrome del nido vacío es una etapa emocional que experimentan muchos padres cuando sus hijos abandonan el hogar para seguir su propio camino. Es una mezcla de sentimientos contradictorios, donde la felicidad y el orgullo por los logros de los hijos se entrelazan con la tristeza y la sensación de pérdida.

Esta transición puede ser desafiante, pero entenderla y abordarla adecuadamente es fundamental para superarla con éxito.

Durante esta etapa, los padres pueden experimentar síntomas similares a los del duelo, como tristeza, ansiedad, vacío emocional y sensación de pérdida de propósito.

¿Qué es síndrome del nido vacío?
¿Qué es síndrome del nido vacío?

Sin embargo, es importante recordar que el síndrome del nido vacío es una oportunidad para explorar nuevas posibilidades y enfocarse en sí mismos nuevamente.

¿Cómo enfrentar el síndrome del nido vacío?

  1. Reconocer y expresar emociones: Es normal sentir una mezcla de emociones contradictorias. Permitirse expresar estas emociones y hablar abiertamente con la pareja, amigos cercanos o un profesional de la salud puede ser muy beneficioso.
  2. Establecer nuevas metas y pasiones: La etapa del nido vacío brinda la oportunidad de enfocarse en proyectos personales postergados. Explorar nuevos hobbies, retomar actividades placenteras o buscar nuevas metas profesionales son formas efectivas de encontrar un nuevo propósito de vida.
  3. Mantener una comunicación cercana: Aunque los hijos se hayan ido de casa, es importante mantener una comunicación constante y significativa con ellos. Establecer encuentros regulares, realizar llamadas o utilizar plataformas digitales puede ayudar a mantener una conexión afectiva.
  4. Cultivar relaciones personales: La relación de pareja puede fortalecerse en esta nueva etapa, pero también es importante nutrir otras relaciones personales. Mantener una red de amistades activa y cultivar nuevas relaciones puede brindar un valioso apoyo emocional.
  5. Buscar apoyo profesional: Si los sentimientos de tristeza y pérdida persisten y afectan significativamente la calidad de vida, es recomendable buscar ayuda profesional. Un terapeuta o consejero puede brindar estrategias adicionales y apoyo emocional durante esta etapa de transición.

El síndrome del nido vacío es un proceso natural de la vida que puede resultar desafiante, pero también ofrece la oportunidad de crecimiento personal y emocional. Al reconocer y abordar estas emociones, establecer nuevas metas y mantener relaciones significativas, los padres pueden transformar esta etapa en una experiencia enriquecedora.

Más noticias que te pueden interesar: 

- Advertisement -

Lo más reciente