¿Pensando en regalar joyas para esta Navidad?: Revisa cómo se valorizan los diamantes

Si quieres regalarle una joya a tu pareja esta Navidad, quizás te interese saber cómo se le pone precio a los diamantes. Todo depende del corte, el color, la claridad y los quilates.

Lo más leído

Te puede interesar

Agencias
Agencias
Somos un equipo de periodistas apasionados por informar sobre los hechos más relevantes del mundo, tanto a nivel nacional como internacional. Únete a nosotros en nuestro compromiso con la verdad y la información precisa.

Los diamantes son uno de los minerales más costosos del mundo, ya que se aprecian por su dureza, su brillo y su forma. Pero existen muchas más cosas envueltas que pueden ayudarte a saber el valor de una de estas piedras.

Si estás pensando en regalar una joya que contenga una de estas piedras preciosas, quizás quieras saber cómo es que se le da un valor. Todo dependerá de factores estéticos y de tamaño.

Según el corte del diamante

El corte es la forma del tallado del diamante, es decir, cómo está distribuido el material dentro del cristal. El corte influye en la belleza y el brillo del diamante, ya que determina la cantidad de luz que refleja o absorbe. Cuanto más precisa sea la forma del corte, más cautivador será el diamante para el ojo humano.

Existen diferentes tipos de cortes para los diamantes, como el redondo brillante, el princesa brillante o el esmeralda.

Según su color

El color es otro factor importante para valorar un diamante. El color representa las impurezas o defectos internos del cristal, como inclusiones o manchas. Los colores pueden ser naturales o sintéticos.

Los colores naturales son aquellos que provienen del propio carbono puro del mineral. Los colores naturales van desde el incoloro hasta el amarillo claro (D), pasando por otros tonos como el azul (E), el rosa (F) o el verde (G). Cuanto más puro sea el color natural, mayor será su valor.

Por la claridad del diamante

La claridad es la medida de las inclusiones o defectos externos del cristal. Las inclusiones son pequeñas partículas extrañas que se forman durante la formación del mineral bajo condiciones extremas de presión y temperatura. Las manchas son marcas irregulares causadas por golpes o arañazos durante la extracción o transporte del mineral.

Las inclusiones pueden ser visibles a simple vista (IF) o solo detectables con un microscopio especializado (IFVS). Cuanto menos inclusiones tenga un diamante, mayor será su valor.

Diamantes
Diamantes

Según sus quilates

El quilate es una unidad de medida para indicar la cantidad de material cristalino dentro del diamante. Un quilate equivale a 1/5 gramo y se subdivide en 100 puntos. El quilate influye en la dureza y la resistencia al rayado del diamante.

Los quilates también determinan el peso físico del diamante: cuanto mayor sea el quilate, mayor será su tamaño y su peso.

¿Qué diferencia hay entre los diamantes naturales y los de laboratorio?

Los diamantes naturales son aquellos que provienen directamente de la tierra mediante procesos geológicos complejos e impredecibles durante millones o miles de años. Los diamantes naturales son escasos y difíciles de encontrar, lo que les otorga un gran valor económico y simbólico.

Los diamantes de laboratorio son aquellos que se crean artificialmente en un entorno controlado mediante técnicas avanzadas de ingeniería. Los diamantes de laboratorio se pueden producir en cuestión de semanas o meses, y tienen las mismas propiedades físicas y químicas que los naturales.

La principal diferencia entre los diamantes naturales y los de laboratorio es su origen y su impacto ambiental. Los diamantes naturales requieren de una gran cantidad de recursos y energía para su extracción, transporte y procesamiento, lo que genera contaminación, deforestación y conflictos sociales.

Los diamantes de laboratorio, en cambio, tienen una huella ecológica mucho menor, ya que se fabrican con materiales reciclados y renovables, y no implican la destrucción de ecosistemas ni la explotación de personas.

- Advertisement -

Lo más reciente