Vuelco en caso de Rudy Farías: estuvo todo el tiempo escondido por su madre

Lo que se informó como una reaparición casi milagrosa, se reveló como una manipulación de más de 8 años de la madre de Rudy Farías.

Lo más leído

Te puede interesar

La policía de Houston dio a conocer que Rudy Farías no estuvo desaparecido 8 años como informaron las autoridades la semana pasada, que durante todo ese tiempo creyeron en la palabra de su madre, Janie Santana.

En una rueda de prensa, un vocero de la fuerza policial aclaró además que, por el momento, no se han considerado cargos de abuso físico y sexual contra Santana, en respuesta a denuncias del miércoles del activista local Quanell X.

Sin embargo, explicaron que es una investigación en curso y que Farías cuenta con la protección de la policía. Se detalló que, durante los años que supuestamente estaba desaparecido, Farías tuvo contacto con la policía, sin detallar por qué, pero que entonces usó nombres falsos.

Rudy Farías fue dado por desaparecido cuando tenía 17 años, tras una denuncia de su madre, y fue hallado inconsciente y golpeado frente a una iglesia el pasado 29 de junio, cerca de Magnolia Park.

El caso se remonta a marzo de 2015, cuando el joven, entonces de 17 años, salió de su casa, en el noroeste de Houston, a pasear a dos perros, que más tarde retornaron solos.

Activista denunció abusos de la madre de Rudy Farías

Sin embargo, la policía aseguró este jueves que el joven regresó al día siguiente de su supuesta desaparición y que su madre engañó a las autoridades, al señalar que seguía perdido.

Tanto la madre como el hijo se reunieron el miércoles con funcionarios policiales, pero según las autoridades “no hubo informes de abuso sexual” durante las entrevistas. El activista Quanell X había denunciado el miércoles ante los medios que Farías le dijo que su madre lo drogó y abusó sexualmente de él durante años.

“Los investigadores dieron seguimiento a muchas pistas, recolectaron evidencia que prueban que Rudy no estuvo desaparecido ocho años”, dijo este jueves el teniente Christopher Zamora.

“Muchos de estos hechos incluyeron contactos y declaraciones con familiares, amigos, vecinos y profesionales médicos”, agregó. La versiones de la Policía coinciden con denuncias de los vecinos de los últimos días, que señalaron a los medios que Farías no estaba desaparecido.

En 2015, las autoridades informaron que a Farías se le había diagnosticado con depresión, trastorno de estrés postraumático y ansiedad. Ahora queda por ver cómo se resolverá su delicada situación.

- Advertisement -

Lo más reciente