Diputada Marlene Pérez presenta proyecto de ley para disminuir a 45 años la edad de jubilación de las personas con Síndrome de Down

La parlamentaria por la Región del Biobío explicó que la expectativa de vida de ellos es -en promedio- de 60 años, por lo que en la mayoría de los casos no logran pensionarse a tiempo.

Lo más leído

Te puede interesar

Agencias
Agencias
Somos un equipo de periodistas apasionados por informar sobre los hechos más relevantes del mundo, tanto a nivel nacional como internacional. Únete a nosotros en nuestro compromiso con la verdad y la información precisa.

La diputada por el Biobío y presidenta de la Comisión de Desarrollo Social, Marlene Pérez, presentó un proyecto de ley que busca disminuir a 45 años la edad de jubilación de las personas con Síndrome de Down, considerando que su expectativa de vida -en promedio- es de 60 años, de tal manera que no se justifica que puedan pensionarse a los 60 o 65 años, como lo establece la actual legislación.

Si bien, la parlamentaria valoró las distintas políticas que se han implementado durante los últimos años con el objetivo de promover la inclusión de las personas con Síndrome de Down y su pleno desarrollo en la sociedad, la representante del Distrito 20 aseguró que aún existen una serie de brechas por resolver en el país, como es justamente la edad de jubilación de quienes han logrado mantener una vida laboral activa a lo largo de sus años.

En ese sentido, y debido a que tienen una expectativa de vida menor a la de otras personas, la diputada Pérez advirtió que, en general, quienes tienen Síndrome de Down no logran jubilarse a tiempo, lo que implica que se vean impedidos no sólo de acceder a una pensión acorde a sus cotizaciones, sino que también a otros beneficios que otorga el Estado a quienes están jubilados.

“Lamentablemente, la actual legislación no hace ningún tipo de diferencia al momento de establecer la edad de jubilación legal, de tal manera que las personas con Síndrome de Down deben regirse bajo las reglas generales, es decir, recién se pueden pensionar a los 60 años, sin son mujeres, y a los 65, si son hombres. Pero como la expectativa de vida de ellos es de sólo 60 años, evidentemente la mayoría no logra jubilarse, viéndose impedidos de acceder tanto a sus propios recursos que fueron ahorrando, como también a los distintos beneficios que otorga el Estado”, explicó la legisladora.

¿Discriminación hacia personas con Síndrome de Down?

En esta línea, Pérez aseguró que existiría una suerte de “discriminación” a la que se verían afectadas todas estas personas, sobre todo considerando que de acuerdo a la información oficial, Chile es el país de Latinoamérica donde nacen más niños con Síndrome de Down, con una tasa de 2,5 por cada mil nacimientos, mientras que a nivel continental la cantidad se reduce a apenas 1,4.

Por lo mismo, la legisladora valoró que durante la sesión de este jueves se revirtiera la decisión inicial de la mesa directiva de la Cámara Baja, que había declarado inadmisible el proyecto. Además, la congresista destacó que diputados de otros sectores, como del Frente Amplio y el Partido Republicano, también se mostraran a favor de rebajar la edad de jubilación a los 45 años.

“Es de toda lógica avanzar con esta propuesta, y por eso esperamos que el Gobierno la pueda patrocinar y otorgar suma urgencia, porque son muchas las personas con Síndrome de Down que están esperando una solución en esa línea. Sabemos que durante el último tiempo se han hecho muchos esfuerzos para alcanzar su anhelada inclusión social, pero como país estamos al debe en este asunto. Todos los trabajadores que tienen esta afección necesitan jubilarse a los 45 años, para así irse a descansar y disfrutar la última etapa de sus vidas”, reiteró la diputada Marlene Pérez.

- Advertisement -

Lo más reciente