Renuncia Susana Herrera, embajadora chilena en Reino Unido tras polémico proyecto

La embajadora abandona su cargo tras controversia.

Lo más leído

Te puede interesar

La embajadora chilena en el Reino Unido, Susana Herrera, presentó su renuncia debido a la controversia generada por un proyecto que propuso a la Gobernación Regional del Bío Bío.

Hoy, la representante diplomática de Chile ante el Reino Unido, Susana Herrera, tomó la decisión de presentar su dimisión de manera voluntaria al Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile, y esta dimisión fue aceptada. El Ministerio de Relaciones Exteriores expresa su reconocimiento por la labor desempeñada por Susana Herrera, según se informa en un comunicado emitido por el propio Ministerio.

Asimismo, se informa que la embajada en el territorio europeo continuará sus operaciones de manera habitual, siendo temporalmente liderada por el Encargado de Negocios.

Es relevante recordar que Herrera había propuesto un proyecto al Gobierno Regional del Bío Bío con el propósito de recaudar fondos tanto públicos como privados, pero la ejecución de esta propuesta no siguió los procedimientos regulares establecidos.

En concreto, la iniciativa de Herrera involucraba la obtención de financiamiento para establecer un mercado de maderas en Santa Juana, una de las comunas más impactadas por eventos climáticos pasados y un incendio forestal ocurrido el verano anterior, con un monto requerido de cinco millones de dólares.

Una vez conocida esta situación, la Cancillería solicitó a Herrera que suspendiera sus gestiones y posteriormente la convocó a una reunión para que brindara su versión de los hechos. Tras esta reunión, la subsecretaria de Relaciones Exteriores, Gloria de la Fuente, comunicó que se llevarían a cabo evaluaciones para tomar una decisión en breve.

Parlamentario pidieron la renuncia de la embajadora chilena

Desde sectores de la oposición, ya se había exigido la renuncia inmediata de la embajadora Herrera. El senador Iván Moreira (UDI), por ejemplo, sostuvo que una simple reprimenda no era suficiente.

“Lo que corresponde que haga el señor canciller y el presidente Gabriel Boric es la renuncia y el llamado inmediato a Chile a esta embajadora que no está representando los intereses del país, sino que sus intereses personales”, declaró Moreira.

Por su parte, Rojo Edwards (Republicanos) afirmó que “la actitud de la embajadora es sumamente cuestionable dada la situación de corrupción generalizada por la que atraviesa el gobierno del Presidente Boric”. No solo desde la oposición llegaron las críticas, sino también desde el partido gobernante.

El diputado Tomás de Rementería (PS) indicó que “si la Cancillería tomó la decisión de tirarlo para atrás (el proyecto), es que no estaba haciéndose de la forma en que debía hacerse. Me parece que es imprudente si se hizo de mala manera”.

“Me parece grave que una embajadora actúe en uso de su investidura para hacer y promover proyectos particulares, que implican además financiamiento y administración de recursos públicos, con ese nivel de autonomía y desfachatez, desconociendo u obviando la normativa vigente”, añadió Raúl Soto (PPD).

Una de las voces que respaldó a la embajadora Herrera fue Flavia Torrealba, presidenta de la Federación Regionalista Verde Social (FRVS), quien afirmó que Herrera había mantenido conversaciones con el propio Rey Carlos III.

“El Rey sugiere entonces seguir trabajando juntos, y le sugiere avanzar en la ejecución de un proyecto en Chile que tenga estas características de desarrollo económico local y rehabilitación ecosistémica”, afirmó Torrealba.

- Advertisement -

Lo más reciente