Democracia Viva provoca ola de auditorías a fundaciones: todo sobre el caso que golpea al gobierno de Boric

Los antecedentes sobre millonarios fondos estatales destinados a la fundación Democracia Viva motivaron una enérgica reacción de la Contraloría.

Lo más leído

Te puede interesar

La fundación Democracia Viva ha sido objeto de polémica casi diariamente durante las últimas semanas, debido a acusaciones de malversación de fondos por montos millonarios.

Esta fundación se encuentra actualmente bajo escrutinio después de firmar tres contratos con la Secretaría Regional de Vivienda (Seremi) de Antofagasta, los cuales ascienden a un total de 426 millones de pesos.

El principal señalado en este caso es Daniel Andrade, quien actúa como representante legal de la fundación y es ex pareja de la diputada Catalina Pérez, de Revolución Democrática.

La controversia se inició cuando la fundación obtuvo sus primeros dos contratos, por 200 y 170 millones de pesos, respectivamente, con la Seremi de Vivienda de Antofagasta. Cabe destacar que esto ocurrió tan solo ocho meses después de la obtención de su personalidad jurídica.

Además, hay antecedentes adicionales que se suman a estas acusaciones de corrupción. En diciembre del año pasado, la fundación obtuvo un tercer contrato por un monto de 56 millones de pesos.

Ese contrato se registró mediante transferencias únicas en el Registro de Colaboradores del Estado y Municipalidades, y los pagos fueron aprobados por el ex seremi Carlos Contreras, quien trabajó junto a la diputada Pérez en 2020.

Por otro lado, se han revelado conexiones entre Pérez y varios individuos ocupando cargos importantes en organismos públicos de Antofagasta, muchos de los cuales fueron sus asesores o propuestos por ella para diversas posiciones.

Caso Democracia Viva mueve a la Contraloría a ordenar auditorías para todos los tratos entre fundaciones y organismos del Estado

El diputado Frank Sauerbaum acusó que este tipo de acciones también se estarían llevando a cabo en otras regiones del país, aunque no ha especificado cuáles. Según sus declaraciones, existen dos regiones donde los seremis son miembros de Revolución Democrática y están utilizando una figura similar con la misma corporación y organización.

Esta situación ha provocado una crisis institucional sin precedentes que podría tener consecuencias en la gestión de los recursos estatales y en la reforma tributaria, ya que se podrían mantener los cuestionamientos hacia el poder ejecutivo.

Por lo pronto, la Contraloría General de la República suspendió la ratificación de todos los contratos pendientes de toma de razón entre fundaciones y organismos del Estado.

Además, anunció que hará una serie de auditorías a todos los tratos vigentes entre fundaciones e instituciones estatales. Con esto se busca, obviamente, prevenir o destapar nuevos casos como el de Democracia Viva.

Boric ante acusaciones y auditorías: “No pongo las manos al fuego por nadie”

El Presidente Gabriel Boric se mostró profundamente molesto ante las acusaciones contra la fundación Democracia Viva, asegurando que ha dispuesto medidas para prevenir posibles escándalos de corrupción en el futuro.

En respuesta a las revelaciones hechas por La Tercera, el mandatario declaró desde Alto Biobío que es fundamental que cualquier irregularidad salga a la luz y por eso ha instruido a todos los ministros y colaboradores del Gobierno a anticiparse a estos problemas.

“Hay una duda razonable que se genera cuando suceden estas cosas, que es si el Gobierno hubiese reaccionado si es que la prensa no lo hubiese sacado a la luz. Acá tenemos que anticiparnos y no tenemos que esperar que la prensa llegue a poner un foco de luz para indignarnos respecto a ciertas cosas. Tenemos que saber lo que está pasando”.

El mandatario también enfatizó que la revisión busca evitar que personas inocentes sean perjudicadas por los errores de otros, reconociendo que muchas fundaciones realizan su trabajo de manera correcta y comprometida.

Boric subrayó la importancia de no generalizar ni poner a todos en la misma categoría, y expresó su deseo de elevar los estándares. En relación al caso de Democracia Viva y su implicación con Revolución Democrática, partido fundador del Frente Amplio, Boric lo calificó como “inaceptable”. Junto con eso, valoró la querella presentada por su partido y llamó a evitar la defensa corporativa.

“Yo no pongo las manos al fuego por nadie y casos de estas características no estamos exentos que sucedan”, dijo. “La diferencia va a estar marcada por la reacción que tengamos, no tener un doble estándar, no titubear, no hacer defensas corporativas de nadie, ni tratar de hacer protecciones porque este es cercano a mí o cercano a otra persona”, cerró.

- Advertisement -

Lo más reciente