Comisión de Salud quiere restringir la venta de alimentos poco saludables cerca de los colegios

Hoy la legislación no permite la venta de alimentos con sellos en los establecimientos escolares. Una nueva moción pretende ir más allá.

Lo más leído

Te puede interesar

Agencias
Agencias
Somos un equipo de periodistas apasionados por informar sobre los hechos más relevantes del mundo, tanto a nivel nacional como internacional. Únete a nosotros en nuestro compromiso con la verdad y la información precisa.

En un esfuerzo por combatir la creciente epidemia de obesidad en Chile, según consignó el sitio del Senado, el presidente de la Comisión de Salud, Juan Luis Castro González, anunció la presentación de una nueva propuesta legislativa. 

El senador convocó a un panel de expertos, incluidas autoridades de gobierno y representantes de sociedades médicas, para discutir la alarmante situación. Según estudios recientes, incluido uno publicado en la revista The Lancet, la obesidad ha experimentado un aumento dramático desde 1990, duplicándose entre los adultos y cuadruplicándose entre los niños y adolescentes de 5 a 19 años.

La iniciativa busca expandir las medidas actuales más allá de las puertas de los colegios. Mientras que la Ley N°20.606 ya restringe la venta y publicidad de alimentos altos en calorías, azúcares, sodio y grasas dentro de los establecimientos educativos, la nueva propuesta apunta a extender estas restricciones a los alrededores de los colegios, afectando a locales y vendedores ambulantes dentro de un radio de 100 metros. 

Además, busca promover un entorno más saludable fomentando la actividad física y asegurando la disponibilidad de agua potable gratuita para los estudiantes.

La Subsecretaria de Salud Pública, Andrea Albagli, expresó el apoyo del Gobierno a la iniciativa, destacando la necesidad de frenar la tendencia al alza en la obesidad, especialmente entre los niños y adolescentes. Albagli señaló que sólo un 25% de la población chilena mantiene un peso saludable, reflejando un panorama preocupante para la salud pública del país.

Además, la propuesta legislativa se alinea con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud para mejorar los ambientes alimentarios de los niños en edad escolar, una medida crucial para prevenir la obesidad infantil. 

Sin embargo, este esfuerzo también destaca la importancia de extender la educación y la conciencia sobre hábitos saludables más allá del entorno escolar, integrando a familias y comunidades en la lucha contra la obesidad.

Este enfoque integral es vital, ya que la obesidad no solo afecta el bienestar físico de los individuos, sino que también está vinculada a numerosas enfermedades crónicas como la hipertensión arterial, la diabetes y enfermedades cardiovasculares. La inclusión de seguros que cubran tratamientos y prevenciones relacionadas con la obesidad podría ser un paso significativo en esta dirección, asegurando que más personas tengan acceso a la atención necesaria para combatir esta enfermedad crónica.

La iniciativa de Castro y el respaldo del gobierno muestran un compromiso firme con la mejora de la salud pública y el bienestar de los chilenos. Con la obesidad en niveles críticos, tanto en adultos como en niños, la necesidad de acciones concretas es más urgente que nunca.

Alimentos no saludables: ¿Cómo opera la Ley de Etiquetados actualmente?

Esta ley se centra en el etiquetado frontal de alimentos, introduciendo los conocidos sellos de advertencia “ALTO EN”, que identifican productos con niveles altos de sodio, azúcares, grasas saturadas o calorías. 

La presencia de uno o más de estos sellos en un producto indica que excede los límites establecidos por el Ministerio de Salud de Chile basados en evidencia científica y orientaciones nutricionales.

En el contexto escolar, esta ley restringe la venta y publicidad de alimentos que porten estos sellos dentro de los establecimientos educacionales. Esto significa que dentro de los colegios, los alimentos disponibles para los estudiantes deben cumplir con los estándares nutricionales definidos por la ley, evitando así que se vendan o promocionen productos “ALTO EN” sodio, azúcares, grasas saturadas, o calorías. 

- Advertisement -

Lo más reciente